Disciplina positiva, y eso ¿qué es lo que es?

IMG_6064

Acabo de leer un texto sobre disciplina positiva y no sé, me pasa como con el término “discriminación positiva”, que no me encaja. A lo que voy, no encaja y consulto el diccionario:

“ Disciplina: 1) Doctrina, instrucción de una persona, especialmente en lo moral.3)Observación de las leyes y ordenamiento de una profesión o instituto. Tiene mayor uso referido a la milicia o a los estados eclesiásticos secular y regular”

Pues me he quedado igual. Miro esta vez el diccionario de sinónimos antónimos:

“Disciplina: orden, sumisión”

Ah! Es por eso, por eso no me encaja.

Me da la sensación de que últimamente está de moda el modelo de crianza respetuosa o de apego seguro (o como se quiera llamar). Sin embargo creo que hay profesionales que al no estar de acuerdo con lo que esta teoría dice, disfraza lo de siempre con palabras bonitas. De hecho, el texto que he leído, hablada de disciplina positiva versus disciplina punitiva. Sin embargo algunas de las pautas que explicaba para educar con disciplina positiva eran:

“ – se firme en tus decisiones, límites y normas pero con amabilidad y cariño.

-Riñe o castiga si es necesario, pero siempre desde el respeto”

No sé, a mi me suena a lo de siempre, a castigos, normas rígidas, etc. Eso sí con amabilidad. Vamos, lo que hace nuestro/a jefe/a con nosotros/as: palmadita en la espalda seguida de la frase “ Esto es lo que hay, o lo tomas o…”

Notas aclaratorias:

1.- No digo que la crianza respetuosa sea lo mismo de siempre. Ni en las formas ni en el fondo.

2.- No digo que la disciplina sea mala. (Tampoco digo que sea buena).

3.- Digo que hay profesionales de siempre, con creencias y teorías de siempre, que intentan disfrazarlo para que suene a algo nuevo y respetuoso.

Texto e imagen: Judith Reguero.

Anuncios

11 comentarios en “Disciplina positiva, y eso ¿qué es lo que es?

  1. Pues yo creo que todo lo que hagamos (en mi caso soy mamá de un niño de 7 años) con lógica, respeto y cariño. Incluso con disciplina, se lo que es mi padre era militar en casa y fuera de ella. Sabiendo quién tienes en frente, no somos todos iguales, adaptándote a la persona que tienes. En mi caso un niño muy bueno, listo y terco como el solo jajaja. Valoro su necedad porque lucha por lo que cree justo, por lo suyo, por lo que le interesa, y yo lo veo como un buen rasgo de su personalidad aunque muchas veces choca con lo que yo creo correcto para el, para nosotros. Y no creo que sea malo para su educación para su formación como joven y futuro adulto un poco de orden, límites normas y respeto. Asumiendo que quizá no lo.haga bien. Pero sabiendo que lo intento.

    Me gusta

  2. 1) DISCIPLINA POSITIVA

    a: “ – se FIRME en tus decisiones, límites y normas pero con AMABILIDAD y cariño.”
    Esto es nuevo: sé amable con tus hijos; no significa que tus normas puedan vulnerarse. Como bien dijo María arriba, usemos la lógica (esto incluye ser flexible).
    La disciplina negativa sería: no dejes alternativas e imponte como sea. Cuando tu jefe te dice que acates sus normas o te puedes ir, aunque lo diga calmado, eso NO es amabilidad. La amabilidad es una actitud, no una forma de expresarse (te podrían llama cabrón muy amablemente).

    b:-Riñe o castiga si es NECESARIO, pero siempre desde el RESPETO”
    Esto es nuevo. Las sanciones son muy útiles en cualquier sistema normativo de convivencia, como es la vida familiar (enfocada a la correcta formación de los hijos).
    Especifica claramente “si es necesario”. Cada cual se enfrenta a este reto, aunque básicamente la opción de reñir y castigar debería llegar cuando no funcionan otros recursos.
    Disciplina negativa sí sería lo de siempre: haz que siempre tema un castigo, mantén a tus hijos intimidados, y si aún así se equivocan, riñe y castiga desde el principio con insultos, bofetones, quitas de cariño y muestras de desprecio… y cosas peores, porque es por su bien.

    2) LA DISCRIMINACIÓN POSITIVA es esencial desde el momento en que los puestos de responsabilidad hay hombres que no saben ver a una mujer como compañera de trabajo (directamente, muchos no saben ver a una mujer) por lo que no van a darte el puesto. Menos mal que otros se dan cuenta de la situación y saben que las normas pueden ser usadas para imponer buenas costumbres.

    Me da la sensación, Judith, que hay cosas que te molestan tanto (el machismo, las familias y jef@s intolerantes) que te has puesto un escudo, y un casco, que no te deja ver. Quítatelo o no podrás enfrentarte como es debido.

    Espero haberte ayudado, un saludo.

    Me gusta

    1. Gracias Jacobo por tu aportación. Me alegra ver que lo tengas tan claro, y nos lo transmitas. Precisamente lo que quería transmitir en el texto era que en ocasiones se confunden términos, especialmente si no tenemos los conceptos claros.
      Un saludo.

      Me gusta

  3. Pues con respecto a lo que dices que la crianza con apego, respetuosa o con amor, me gustaría aclarar que no es moda moda, es como siempre desde los inicios de nuestra evolución fue, error si creemos que es moda, te recomiendo leer algunos libros del Dr. Carlos González y Rosa Jové para entender un poco mas el concepto. espero en los siguientes días hacer un artículo explicando un poco del por que se consideran moda, pero podrías ver una artículo que tengo llamado ¿Qué es eso del apego? Con respecto a la disciplina positiva, eso es otro cantar.

    Me gusta

    1. Gracias Crianzaqueretaro por tu comentario. Cuando comento que es moda, no me refiero a que sean conceptos/comportamientos/actitudes/teorías/etc nuevos; sino a que parece que hoy en día se habla más de ello. He leido los libros del Dr. Carlos González y Rosa Jové y la verdad, es que especialmente los de esta última me encantan y me ayudan en mi tarea como madre de una niña y un niño. Seguro que entre todos/as logramos aprender un poco más sobre estos términos. Leeré tu blog con atención.
      Un saludo.

      Me gusta

  4. Estoy muy de acuerdo con tu artículo, creo que cuando se quiere hablar de otro tipo de educación es mucho más acertado y respetuoso el término Pedagogía Blanca. La disciplina positiva suena a más de lo mismo, aunque tampoco es que haya indagado, así que es sólo una opinión poco informada.

    Me gusta

    1. Gracias Jenny por tu comentario y por leernos. Yo creo que para que no haya confusión de términos lo importante es que los textos que leemos expliquen de forma detallada qué entienden por cada concepto. Sino considero que se pueden confundir. De ahí la reflexión que hacía en el texto.
      Saludos

      Me gusta

  5. No lo tengo nada claro. Pienso que poner normas no es malo y pienso que tratar de hacerlas cumplir con amabilidad, tampoco lo es. También considero que no es lo mismo, imponer normas, que negociar normas, gritar para que te hagan caso, que hablar en términos amables para que se cumplan.
    No me gusta la palabra “obediencia” pero si creo que debe haber respeto tanto de padres a hijos como de hijos a padres y también pienso que un niño no sabe diferir entre lo que está bien y mal, si no se lo enseñamos. Cariño, siempre, permitirlo todo, tampoco. Es decir, desde el respeto y el cariño, enseñar a los niños a convivir en una sociedad. Besos a todos los que os dejáis la piel reflexionando sobre un tema tan complicado como la crianza y la educación. Gracias.

    Me gusta

    1. Angela, estoy de acuerdo contigo. Yo tampoco estoy en contra de las normas,creo que no es malo poner normas. Lo que me pasa es que en muchas ocasiones leo cosas como esta que comentaba en el texto, de disciplina positiva, y pienso: “qué bien! Claro! poner normas pero con amabilidad” y a continuación leo “pautas para hacerlo: No cedas, y en caso de que no te obedezca castiga”. Creo que eso no es disciplina positiva, creo que eso es lo mismo de siempre: disciplina punitiva. Creo que aveces confundimos el concepto de “pedagogía Blanca” con permisividad.
      Gracias por comentar y un saludo.

      Me gusta

      1. Y yo de acuerdo con ambas Me pasa igual que a Judith, que lo que me choca es que en disciplina positiva se vende lo mismo pero con bonitas palabras. Y que cada vez que alguien habla de crianza con apego o respetuosa la gente imagina a lxs niñxs haciendo lo que les da la gana sin respeto a nadie y los padres totalmente permisivos. Y no es lo mismo. Las normas las considero claves y la permisividad no da contención ninguna y de hecho genera mucho miedo. Se trata de hacer las cosas desde otro lugar, no de hacer lo contrario a la pedagogía negra.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s