POR QUÉ SER MINIMALISTA

PRIMAVERA

El concepto minimalismo se utiliza en distintos aspectos. Se habla de arquitectura minimalista, decoración minimalista, arte minimalista, moda minimalista… Pero yo hoy os quiero hablar de una forma de vida personal.

Hace años que me siento incomoda con el ansia que percibo en la gente por consumir. Parece que el objetivo que tenemos la mayoría es comprar y tener más y más aunque no lo necesitemos. El hecho de que mi hijo repita el verbo “comprar” más de lo que me gustaría hace que todavía me sienta peor. Hace tiempo leí sobre la ideología minimalista y su práctica y pensé seriamente en seguirla. La ideología minimalista consiste en priorizar tus valores sobre tus pertenencias.

Este verano, cuando fuimos de vacaciones decidí hacer la maleta lo más pequeña posible. Siempre he sido de las de meter más cosas de las necesarias para “por si acaso”. Este año conseguí meter lo que yo creía necesario para tres semanas y, aún así, hubo algún pantalón que no llegué a ponerme. Cuando volví a casa lo tuve muy claro: No necesito la mitad de la ropa que tengo así que voy hacer limpieza y voy a tratar de no comprar más que lo que sea realmente necesario.

Empecé con la ropa, seguí con el resto de cajones del dormitorio, continué con la cocina, la sala, el cuarto de baño…Y aunque todavía tengo que seguir mejorando, es una experiencia estupenda. Además de actuar según lo que pienso, lo que ayuda a que todo fluya con más facilidad, hay muchas más ventajas: es más rápido recoger, realizar la limpieza es mucho más sencillo, escoger la ropa por las mañanas lleva menos tiempo, hay mucho más espacio en los armarios, no se malgasta el dinero…

Os animo a que penséis en el tema y si os provoca un mínimo de inquietud lo probéis. Si después de probarlo no os gusta la idea siempre podéis volver a lo de antes. Solo os quiero hacer una puntualización: Si compartís vuestra casa con más gente es posible que ellos no quieran compartir esta práctica. No es necesario. No lo utilicéis como excusa. Por ejemplo, vuestra ropa es vuestra y solo vosotros decidís sobre cuanto queréis tener.

¿Qué os parece esta corriente ideológica? ¿Pensáis que es posible llevarla a la práctica? ¿La seguís? ¿Os animáis a probar?

“Si no eres feliz con lo que tienes, con lo que te falta tampoco” (Epicuro)

Texto y fotografía de Raquel Reguero.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s