CÓMO LOGRAR QUE NUESTROS HIJO/AS NOS CUENTEN LAS COSAS

Comunicacion

El otro día contaba Raquel cómo utiliza los cuentos (bien sean leídos o inventados) para transmitir valores, sentimientos, conocimientos y compartir a la vez un momento inolvidable con sus hijos.

Hoy comparto yo lo que creo que es otro buen hábito. Algunos padres y madres me han preguntado en alguna ocasión cómo logro que mi hija me cuente tantas cosas. Tenemos por costumbre al llegar la noche juntarnos en su cama antes de dormir. Y utilizamos ese momento para repasar el día. Desde que nos levantamos hasta ese mismo instante que estamos hablando, tanto las cosas que hemos hecho juntas como el tiempo que hemos pasado separadas. Contamos primero una, luego la otra, las experiencias, lo que hemos sentido, lo que hemos pensado. Es otra forma de transmitir valores, de enseñar a gestionar emociones y de compartir. Además de enterarnos de cosas que sino sería muy difícil de hacerlo y de que nuestros/as hijos e hijas también sepan lo que nosotros/as hacemos cuando ello/as no están. En ocasiones queremos que ellos nos cuenten todo cuando nosotros no compartimos ninguna experiencia con ellos. y en esto, como en todo, hay que predicar con el ejemplo. Creo que es importante que sepamos escuchar. Tenemos que tener en cuenta que los/as niño/as tienen otro ritmo al hablar, que lo que para nosotros es importante puede que para ello/as no, y viceversa. Consiste en escuchar lo que ellos tienen que decirnos, no lo que nosotros queremos oir.

Es fácil de hacerlo, lo único que se necesita es tiempo y ganas. Eso sí, en ocasiones supone dormirse un poquito más tarde, pero merece la pena.

Texto: Judith Reguero

Fotografía: Nuria Siete

Anuncios

2 comentarios en “CÓMO LOGRAR QUE NUESTROS HIJO/AS NOS CUENTEN LAS COSAS

  1. La verdad es que esto de hablar por la noche es muy lindo y conecta mucho… Algo muy importante también es escucharles en el aquí y el ahora cuando, por ejemplo, nos quieren contar algo y estamos ocupadas y les vamos diciendo que “si” o que “vale” pero en el fondo no estamos presentes…
    Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Estoy de acuerdo contigo,Yvonne. Aveces no les prestamos atención. El ritmo diario y las tareas pendientes hacen que no estemos aveces en el presente. De ahí la importancia de saber escuchar en todo momento, tal y como haríamos con una persona adulta. Muchas gracias por comentar, entre todo/as aprenderemos diferentes técnicas/herramientas para ir mejorando poco a poco. Saludos.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s