DISTINGUE ENTRE UN LÍMITE Y UNA LIMITACIÓN

LIMITACIONES

El otro día escuché en las noticias que los adolescentes cada vez agredían más a sus padres cuando éstos les negaban un teléfono móvil. El móvil se ha convertido en una herramienta tan importante para ellos que el no tenerlo supone estar excluido del grupo y esto se les hace insoportable. La noticia me llamó la atención. Hijos agrediendo a sus padres (No me puedo quitar de la cabeza imágenes que he visto en el programa Hermano Mayor que me producen una enorme angustia), cualquier cosa por conseguir un móvil, sino lo tienes estás fuera del grupo… El periodista terminó la noticia hablando de la importancia de poner límites a los niños.

Los límites son pautas para facilitar la convivencia y una manera de ponerlos es diciendo “NO”, aunque sepamos que a los niños no les va a gustar, y añadir una breve explicación.

Relacionado con este tema de los límites me acordé de otro término: LIMITACIONES. Los límites son necesarios pero las limitaciones no y las utilizamos a menudo sin darnos cuenta de su naturaleza. Las limitaciones están relacionadas con nuestros propios miedos. Por ejemplo: a mí me da mucho miedo conducir. Si cuando mi hijo va a sacarse el carnet de conducir no le dejo por el miedo que yo tengo, le estoy poniendo una limitación.

¿Cómo evitar las limitaciones?

Identificar nuestras creencias limitantes
Cuestionarnos esas creencias. ¿Qué conseguimos con esas creencias?
Desechar las creencias que no nos aportan nada y nos frenan.

Si queremos potenciar a nuestros hijos en vez de limitarlos, lo primero que tenemos que hacer es trabajar nuestras propias limitaciones. Si no lo hacemos corremos el riesgo de sobreproteger a nuestros hijos con todas las consecuencias negativas que esto tiene.

Por eso es muy importante a la hora de poner normas a nuestros hijos darnos cuenta de si estoy poniendo un límite o estoy cayendo en la trampa de mis propios miedos y le estoy limitando.

¿Conocíais la diferencia entre los limites y las limitaciones? ¿Sois conscientes de cuantas creencias limitantes os acompañan a diario?

“Para quien tiene miedo, todos son ruidos”. Sófocles.

Texto de Raquel Reguero

Fotografía de Nuria Siete

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s