CRIANZA RESPETUOSA: HACIENDO AUTOCRÍTICA

CAM01102

A veces pensamos que nuestras creencias son las mejores. Que nuestras opiniones son las más fundamentadas. Y no nos paramos a observar otros pensamientos. Ni tan siquiera paramos a analizar los nuestros desde una perspectiva crítica.

Esto mismo pasa con los diferentes modelos de crianza que hoy en día están más en auge: el modelo basado en la teoría conductista (castigos, limites firmes, autoridad,etc) y el modelo de crianza respetuosa (también llamado. Crianza con apego seguro, crianza con amor, etc). Unos y otros invierten tiempo en criticar lo negativo del contrario y lo positivo de sí mismo. Sin embargo creo que es interesante que analicemos lo negativo de la teoría que defendemos, para poder mejorarla.

Como os he comentado en alguna ocasión yo mi inclino más por el modelo de crianza respetuosa, aunque en muchas ocasiones me encuentro con dificultades para llevarla a la práctica. Por esta razón hace cosa de un año organicé  un taller de lectura reflexiva sobre estos dos modelos de crianza. Y unas de las actividades fue resaltar aspectos negativos de la teoría que defendíamos cada uno.

Sobre las consecuencias del modelo conductista se ha hablado mucho. Hoy os resumo los aspectos negativos que se dijeron del modelo de crianza respetuosa:

  • Da mucha importancia al papel de la madre, dejando al padre como un mero ayudante. Esto responsabiliza en mayor medida a la mujer y también la culpabiliza.
  • Se habla sobre todo de la primera edad, sin desarrollar en profundidad la teoría en edades más avanzadas como por ejemplo, la adolescencia.
  • Los resultados son a largo plazo, y en ocasiones necesitamos determinados comportamientos a corto plazo.
  • Se basa y fundamenta en las necesidades de los niños y las niñas. Dejando olvidado las necesidades de la madre y padre. (Si nosotros no estamos bien, no podemos criar bien).
  • A muchas personas les parece difícil ponerlo siempre en práctica, el bagaje cultural y social que llevamos nos presiona para actuar de otra forma.
  • Habla de crianza con amor, como si fuera el único modelo que cría de esta manera. Personalmente estoy convencida que la gran mayoría de las personas que crían a sus hijo/as desde un modelo conductual también aman a sus criaturas; actúan de la mejor manera que saben y en consecuencia a lo que piensan que es lo correcto.

 

¿Y vosotros? ¿Hacéis  análisis críticos de vuestras propias teorías? ¿Os parece que es una manera de poder mejorar? ¿Qué aspectos negativos encuentras al modelo de crianza que defiendes? Os espero en comentarios!

Siempre hay que tratar de ser el mejor, pero nunca creerse el mejor” Juan Manuel Fangio

Texto y fotografía: Judith Reguero

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s