PEDIR PERDÓN Y PERDONAR

PERDONAR

La primera entrada que publicamos en este blog trataba sobre pedir perdón (La podéis volver a leer aquí). La compartimos en las redes sociales y me sorprendió que en comentarios que se hicieron sobre el texto se hablara de humillación. No ha sido ni la primera ni la última vez que he oído relacionar el pedir perdón con la humillación. Hay quienes defienden que no piden perdón porque eso sería rebajarse.

Creo que pedir perdón no tiene nada de humillante. Tiene que ver, desde mi punto de vista, con la responsabilidad y la humildad. Es necesario que la persona se considere responsable de sus actos en primer lugar y, que sea humilde en segundo lugar para pedir perdón.

Nos encontramos con la otra cara en esta moneda. Por un lado está el pedir perdón y por el otro lado perdonar. Hay quienes juran una y otra vez que no perdonarán a quien le ha ofendido y no se dan cuenta de que lo único que consiguen con esa actitud es mantenerse unidos a su “enemigo”.

Perdonar (que no es lo mismo que olvidar) puede no resultar fácil en ciertas situaciones pero es necesario para poder seguir adelante. Hay que cortar esa cuerda invisible que nos une a nuestro atacante. Una de las pautas que siguen los psicólogos que tratan a víctimas de atentados es el perdón. Las víctimas necesitan perdonar para poder continuar con su vida y su recuperación.

Sin llegar al extremo de un atentado, todos nosotros en algún momento nos hemos sentido atacados o tratados injustamente. También en esas situaciones es importante perdonar. Importante y necesario.

¿Qué necesitamos para perdonar? Ponernos en la piel de quien nos ha ofendido o causado dolor. De esa manera comprendemos por qué ha actuado así y, aunque no compartamos sus razones, seremos capaces de perdonarle. Una vez perdonado, la unión se rompe y podemos seguir en paz.

El perdón es un regalo que te das a ti mismo” Suzanne Somers

Texto: Raquel Reguero

Fotografía: Nuria Siete

Anuncios

3 comentarios en “PEDIR PERDÓN Y PERDONAR

  1. Hay personas que desvalorizan la accion de pedir perdon. Considero mas importante el intentar todos los dias no hacer daño y de esta manera no quitar la esencia de esa accion.
    Algunas personas se escudan en el perdon para hacer daño.

    Me gusta

    1. Totalmente de acuerdo María en que es muy importante intentar no hacer daño. Pero si alguna vez lo hacemos, a pesar de no ser nuestra intención, el ser capaces de asumir nuestra responsabilidad y pedir perdón me parece fundamental. Muchas gracias por tu aportación.

      Me gusta

      1. Se podria hablar largo y tendido de la intencionalidad o del no ser consciente del daño hecho. Se utiliza ese recurso vago y luego un pedir perdon automatizado y se pasa pagina.
        Todo es mas profundo que eso.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s