TIEMPO DE CALIDAD

Tiempo de calidad

Durante julio y agosto he estado planificando mis actividades del próximo curso escolar y tenía una idea muy clara en la cabeza: Quiero espacios y momentos diferenciados para disfrutar del aquí y ahora. ¿Qué pretendo decir con esto?

Necesito centrarme en lo que estoy haciendo en cada momento, me guste más o menos. Por ejemplo: si estoy escribiendo una entrada para el blog, quiero estar en cuerpo y alma en ello y no pensando en que tengo que ir al supermercado, porque tengo la nevera vacía, mientras tecleo las palabras que darán forma al post.

Es cierto que si me centro en escribir lo haré mejor que si estoy pensando en otra cosa y, que si pongo mi foco en la compra habrá menos probabilidades de que me olvide algún artículo de la lista. Pero no es esto lo que actualmente me mueve a buscar momentos diferenciados. La palabra clave es DISFRUTAR, disfrutar de lo que hago en cada ocasión. Quiero sacar el máximo de jugo a cada momento que viva.

Mientras estaba pensando cómo plasmar esta idea en el papel para contártela, me he topado con esta entrada (tiempo de calidad) del blog “Planeando ser padres” que habla del tiempo de calidad que pasamos con nuestros hijos. ¿Es más importante la cantidad o la calidad del tiempo que pasamos con ellos? Este debate tan habitual tiene mucho que ver con lo que necesito. Busco tiempo de calidad, aunque no solo para estar con mis hijos sino para todo lo que hago.

¿Te apetece a ti lo mismo? Te muestro como lo voy hacer yo por si puede ayudarte. Lo fundamental es tener atención plena y ausencia de interferencias en cada momento. Para esto he diseñado un horario, tipo el que usan los niños en el colegio, donde cada color es una actividad. Cada tarea tiene su franja horaria y el compromiso y esfuerzo consiste en cumplir con ese horario en cuerpo y mente. Por ejemplo, en la franja BLOG me dedico en exclusiva al blog y cuando llega el momento NIÑOS estoy plenamente con ellos.

¿Qué te parece? ¿Cómo lo hace tú?

Texto: Raquel Reguero

Anuncios

2 comentarios en “TIEMPO DE CALIDAD

  1. A pesar de compartir blog, no siempre estamos de acuerdo. Y esta es una de las ocasiones. En mi caso particular, quizás por mi personalidad, la técnica que nos comparte hoy Raquel a mí no me funciona. “Obligarme” a hacer “lo que toca”, porque lo he planificado de esa manera me es contraproducente para poder disfrutar al 100% de la actividad que esté desarrollando. La planificación de esa manera me parece adecuada y válida para realizar las tareas que hay que hacer y para ser constantes. Sin embargo para invertir en tiempo de calidad, prefiero escuchar a mi cuerpo-mente y hacer lo que éste me pida en cada momento.(Siempre que se pueda). Dejar fluir, ser flexible.

    Me gusta

    1. Muchas gracias por compartir tu opinión Judith. ¡Qué aburrido sería si siempre estuvieramos de acuerdo!
      Yo necesito precisamente esa planificación para poder fluir. Por ejemplo: abro un espacio de tiempo para dedicarlo al blog y es en ese momento cuando disfruto y fluyo con el tema que esté tratando. Cuando abro el espacio para estar con mis hijos fluyo con ellos ya que no tengo mis pensamientos en otro sitio. Y así en cada espacio y tiempo fluyo.
      Es una manera de organizarme que me sirve para aprovechar al máximo mis experiencias.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s