EL ELEMENTO

EL ELEMENTO
“El Elemento” es el título de un libro escrito por Sir Ken Robinson. Esta entrada del blog no trata sobre el libro sino sobre lo que es El Elemento y la importancia de encontrarlo.

El Elemento, que quizás tú lo llames de otra manera, es el lugar donde convergen las cosas que nos gusta hacer y las cosas que se nos dan especialmente bien. Cuando estás en tu Elemento el tiempo pasa sin darte cuenta, todo fluye. Seguro que ya sabes de qué estoy hablando.

No hay una receta para encontrarlo. Es algo tan personal que tanto tu Elemento como el camino que debes seguir para encontrarlo es solo tuyo, por eso no hay ningún libro ni ningún profesional que pueda decirte cual es.

Hay unas cuestiones que son importantes que tengas en cuenta y, quizás te ayuden y te animen a empezar la búsqueda si todavía no lo has hecho:

Todos tenemos una o varias habilidades que se nos dan bien. Tú también, aunque quizás no las hayas encontrado hasta ahora.

– Hay habilidades más “comunes” que otras y todas son igual de validas. Te puede parecer que andar sobre las manos es una habilidad extraña (poco habitual) pero, tiene los mismos beneficios para quien lo practica que la pintura para el pintor.

– La actitud es fundamental. Lo que determina tu vida no es lo que te pasa sino lo que haces con lo que te sucede.

– Las oportunidades son muy importantes. Tus aptitudes no llegan a hacerse visibles sino tienes la oportunidad de utilizarlas. Las oportunidades las tienes que buscar tú y aprovecharlas, pocas veces llegan solas.

– Debes tener la mente abierta para encontrar tu Elemento. Debes cuestionar aquello que das por sentado.

– Es de gran ayuda conectar con otras personas que compartan la misma pasión que tú.

– Cuidado con las barreras tanto personales, sociales como culturales. Tú elemento es tuyo, no te pongas límites ni dejes que los pongan los demás.

– Un mentor puede ayudarte a que encuentres tú Elemento (no te dirá cual es). El mentor es alguien que reconoce tus habilidades, te estimula para que no abandones por tu falta de confianza, te facilita el camino hacia tu Elemento y te empuja para que no hagas menos de lo que puedes hacer.

Nunca es demasiado tarde para encontrar tu Elemento. No pongas la excusa de tu edad.

– Puedes dedicarte a tu Elemento a jornada completa o parcial, de manera remunerada o gratuita. Tu Elemento puede convertirse en tu trabajo remunerado diario o puede tratarse de una afición que te acompaña en tu tiempo libre.

Si descubres tu Elemento en ti mismo las oportunidades para tu crecimiento serán infinitas. Si no lo haces, puedes salir adelante, pero tu vida será más aburrida.

¿Has encontrado ya tu Elemento?

Texto: Raquel Reguero

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s