LA PRIMERA COMUNIÓN

 

corriente

Es muy probable que no estés pensando en la Primera Comunión en estas fechas, a no ser que tengas hijos en edad de celebrarla pronto y tengas reuniones para los preparativos. Eso me pasa a mí y, tras la última reunión quería compartir una reflexión contigo.

Hablaban unas madres sobre los vestidos de sus hijas y trajes de sus hijos y un comentario que se ha repetido es: “A mí no me gusta el traje de Capitán para el niño pero, como su amigo lo va a llevar él también quiere y se lo vamos a comprar”, “A mí tampoco me gusta pero, como me lo prestan…” “Si por mi fuera no llevaría un vestido tan pomposo pero como todas llevan…”. Y similares.

La cuestión que me preocupa no es cómo vayan vestidos los niños. Lo que me entristece es que no seamos capaces de defender nuestros valores y enseñárselos a nuestros hijos. Caer en la facilidad de seguir a la mayoría a pesar de que vaya en contra de lo que creemos.

El tema de la indumentaria del día de la Primera Comunión es sólo una excusa para hablar de lo difícil que nos resulta apartarnos de la multitud y defendernos como seres individuales y únicos que es lo que realmente somos.

¿Eres capaz de obrar según tus valores aunque eso suponga ir contracorriente? ¿Cómo te sientes cuando te muestras tal y como eres sin importarte el “qué dirán”? ¿Qué se mueve dentro de ti cuando te reprimes por miedo a lo que piensen los demás?

Te invito a reflexionar sobre el tema y si te apetece compartirlo en comentarios, adelante.

Texto: Raquel Reguero

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s