LOS ABUELOS

LOS ABUELOS EDITADA

Cuando oigo la palabra “abuelos” me viene la imagen del abuelo tierno y cariñoso llevando a sus nietos al parque, contándoles historias de cuando era joven o enseñándoles a andar en bicicleta. Es la viva imagen del que juega, comparte y disfruta con los niños.

Actualmente, en la calle, es otra la imagen que observo a menudo. Veo al abuelo inquieto pendiente del reloj para no llegar tarde al colegio, al que carga con la mochila del nieto o al que hace la compra pensando en los gustos culinarios del niño. Es la viva imagen de la persona atareada y llena de responsabilidades que sustituye a los padres.

Ya hablé en este otro texto de los abuelos. Hoy quería destacar las dos figuras de los abuelos y dejar claros varios puntos que me parecen importantes.

Sé que en muchas ocasiones los abuelos son nuestra salvación para que cuiden de nuestros hijos mientras los padres trabajamos. Pero no podemos olvidar que no es su obligación. Deberíamos preguntarles antes de dar por supuesto que se quedarán con los niños. Si ellos aceptan será estupendo pero, si no quieren también tenemos que respetarles y no juzgarles por ello. Sus razones tendrán, desde tener miedo a asumir una responsabilidad tan grande hasta tener ganas de vivir su vida ahora que pueden tras la jubilación. Habrá que buscar otras alternativas.

También es muy importante que si los abuelos asumen la tarea de cuidar de los nietos mientras los padres trabajan, deben seguir la misma pauta educativa que ellos. Quienes marcan la pauta son los padres ya que ellos son los responsables de la educación. Para esto es imprescindible que se sienten todos juntos y hablen del tema. Por ejemplo, si los padres consideran que no se pueden dar chuches después de la comida durante los días de semana, los abuelos deberán respetarlo.

A pesar de que los abuelos acepten la tarea de “sustituir” a los padres, es muy conveniente tanto para los abuelos como para los niños, que también compartan momentos de ocio como ir a pescar el domingo a la mañana o cualquier otra actividad lúdica (aun estando sus padres en casa).

¿Qué opinas? Me gustaría leerte en comentarios.

Texto: Raquel Reguero

Anuncios

Un comentario en “LOS ABUELOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s