TENEMOS QUE HABLAR

TENEMOS QUE HABLAR

El otro día estaba hablando con una persona que se quejaba de la poca comunicación que había en su casa. Ella le echaba la culpa a la falta de tiempo y a lo poco que coincidían todos juntos.

En nuestra conversación fuimos buscando momentos al día en los que sí estaban todos. El momento elegido fue la hora de la cena. ¿Y qué les impedía hablar entonces? La respuesta fue concisa: la televisión.

A los pocos días vi un anuncio donde invitan a que la hora de la comida sea mucho más que comida, haciendo alusión a las conversaciones y risas que ocurren alrededor de la mesa. La solución que plantean es apagar el móvil.

Cuando yo era pequeña no había móviles y no teníamos televisión en la cocina que es donde comíamos. Pero también teníamos un gran enemigo de la comunicación en familia. En nuestro caso era la radio.

Con esto lo que te quiero decir es que siempre ha habido obstáculos para comunicarnos (me refiero a comunicación real, no virtual) y que si de verdad quieres hablar con los tuyos es fácil hacerlo. Es cierto que nuestras agendas están completas pero ¿no podemos aprovechar la hora de la comida o la cena para hablar? Todos comemos y cenamos a pesar de nuestras agendas.

La televisión, la radio y el móvil son herramientas fantásticas que nos ayudan y hacen compañía pero, lo que las hace más geniales todavía es el botón OFF que tienen. No hay excusa para la ansiedad, cuando te quedes solo puedes pulsar el ONN (o no). Tú eliges.

Texto: Raquel Reguero

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s