CLASIFICAR LAS EMOCIONES

CLASIFICAR EMOCIONES

El tema de las emociones me fascina. Saber identificar nuestras emociones me parece fundamental para hacer una buena gestión de ellas. El saber gestionarlas es muy importante para ser felices.

Esa fascinación ha hecho que lea mucho sobre el tema y que vaya a unas cuantas charlas y talleres para aprender más. Algo que he leído y he escuchado hasta la saciedad es que las emociones no son ni buenas ni malas, ni positivas ni negativas. Todas son necesarias y cumplen una función.

Pero a la vez que decían esto, un poco más avanzado el discurso, aparecía el término emoción negativa, o mala, o buena o positiva. Para mí era algo contradictorio.

Debido a esa contradicción que sentía, empecé a referirme a las emociones como agradables o desagradables. Es el término que uso en mis charlas y en mis sesiones.

En una de esas sesiones, un chico expresó su asombro al oír esa clasificación. Nunca la había oído y le había quitado un gran peso de encima, según sus palabras.

Cuando hablamos de emociones negativas, aunque previamente hayamos dicho que no lo son, tratamos de evitarlas. ¿Quién quiere algo negativo o malo? Intentar evitar lo que es inevitable produce mucha frustración. Nadie puede dejar de sentir.

Por eso te invito a que hables de emociones agradables cuando te refieres a aquellas que te gusta sentir, y de emociones desagradables para señalar las que no te gusta experimentar. Notarás la diferencia.

Texto: Raquel Reguero.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s